Igualdad de Sexos en la Prehistoria

romantic-couples-prehistoric-couple-open-walls-1057770

El sexo entre humanos tiene más de dos millones de años. ¿Pero ha sido siempre igual? Las primeras referencias escritas proceden de una época en que las relaciones sexuales ya estaban estereotipadas. El matrimonio y los tabúes sexuales, así como las estrictas penalizaciones por transgredirlos estaban firmemente implantados. ¿Pero cuando sintieron los humanos por primera vez la necesidad de imponer unas normas? ¿Cuándo empezó el sexo a estar gobernado por la sociedad?

Los indicios físicos son escasos. Pero los expertos han analizado nuestra propia biología, el comportamiento de otros animales y los elocuentes hallazgos de pruebas arqueológicas, y han logrado elaborar una teoría respecto al modo en que nuestros ancestros prehistóricos vivieron y amaron. La investigación sugiere que el tópico del hombre arrastrando del pelo a la mujer hasta una cueva dista bastante de la realidad.

Burial_Dolni_VestoniceHace 26.000 años, 10.000 años después del último neandertal, un reducido numero de humanos primigenios, ejecuto un extraño ritual. En las profundidades de la Europa de la edad de hielo, descubierto en una fosa en Dolni-Vestonice (en lo que ahora es la República Checa), tres jóvenes fueron enterrados juntos en la misma tumba. Este triple enterramiento es un misterio, y también una clave para entender los orígenes de la sexualidad humana.

Los enterramientos eran extremadamente raros en aquella época y este en concreto es único. Uno de los cuerpos aparece con una estaca clavada en los genitales y otro con un cuchillo apuntando hacia esa parte del cuerpo. Y se echo polvo de ocre sobre los tres cadáveres.

Este triple enterramiento es el ejemplo más antiguo de una inhumación de naturaleza sexual de la que se tiene constancia. Desde su descubrimiento en 1956, se ha estado analizando lo que pudo haber ocurrido. ¿Fue un crimen pasional? ¿Fueron ejecutados por trasgredir las leyes sexuales?

Se sabe que en el paleolítico, los pueblos que enterraban a sus muertos en esa zona, vivían en grupos pequeños y estables de unas 30 personas. Dedicaban el tiempo a cazar y a buscar comida y por la noche dormían guarecidos en tiendas junto a hogueras de carbon. Llevaban ropa, esculpían herramientas y se trasladaban con las estaciones y la caza.  Varias veces al año se reunían con grupos para intercambiar noticias y comerciar.

Hasta 1996, el profesor Erik Trinkaus no pudo someter a los esqueletos a un análisis completo de pruebas anatómicas y forenses. Descubrió que sus edades oscilaban entre los 17 y los 23 años, la época de plenitud reproductiva, y también averiguo que los cadáveres de los laterales eran sin duda hombres. Pero el del medio resultaba más difícil de clasificar. La conclusión fue que era de una mujer que no había parido nunca. Las pruebas demostraron que habían muerto repentinamente, y fueron enterrados pocas horas después, antes de que el rigor mortis apareciera sobre sus rostros. La importancia concedida a los órganos genitales, apunta a que fueron ejecutados por motivos sexuales.  ¿Pero qué horrible acto pudieron cometer?

¿Cómo se concebía el sexo en una época tan remota? ¿Existió en algún momento de la historia, un tiempo en el que no hubiera normas, una época idílica sin tabúes sexuales? Las investigaciones científicas sugieren que no. La prueba mas temprana y mejor preservada del sexo prehistórico son nuestros propios cuerpos. Hace cinco millones de años, los humanos empezaron a diferenciarse de nuestros parientes primates mas cercanos. Hace unos 3 millones y medio de años, iniciamos nuestra andadura sobre dos piernas. Hace cien mil años, los hombres y las mujeres empezaron a asemejarse a nosotros, y hace veintiseismil años, la época donde se produjo este triple enterramiento, nuestros cerebros eran exactamente del mismo tamaño que ahora.

El hecho de que ya se parecieran a nosotros nos da una pista de como harían el amor. Hay una especie de chimpancés, los Bonóbos, que copulan frente a frente, así que es muy probable que nuestros antepasados hicieran el amor como lo hacemos nosotros.  Sin embargo, las mayores similitudes se han encontrado en el interior de nuestros cuerpos. Igual que muchos otros mamíferos, los humanos producimos una hormona especial durante la actividad sexual: la oxitocina. Esta hormona induce sentimientos de unión romántica que vinculan a las parejas. La oxitocina lleva cientos de miles de años afectando a nuestras emociones. Puede que las mujeres y los hombres prehistóricos se enamoraran y formaran parejas, ¿pero eran fieles? Los científicos creen que no, y la prueba esta en los testículos. Los testículos humanos son muy grandes en comparación con el resto de los primates. Tenían que producir mucho esperma para poder competir, porque las mujeres copulaban con mas de un hombre en el ciclo menstrual. Y el esperma de un hombre, tenia que competir con el de otros hombres para fertilizar un óvulo determinado.  Así es como se origina la competencia entre esperma, inducida únicamente por la promiscuidad de las mujeres.

La desconfianza y las hormonas que inducen al cariño, nos llevan a aparearnos, lo que garantiza la supervivencia de la especies, pero también pueden generar conflictos. Los celos y la rivalidad sexual están presentes en muchas poblaciones animales, no solo en los humanos. Pero desde el principio de los tiempos, los humanos han sabido que la promiscuidad no era conveniente.

Pero además de las pruebas biológicas sobre la sexualidad prehistórica, también contamos con pruebas culturales. Curiosamente data de la misma época que el triple enterramiento.  Un arqueólogo encontró en 1908 una pequeña escultura a las orillas de Danubio. Es mas pequeña que la palma de una mano, y se asemeja a una mujer con el pelo corto,  pechos voluptuosos, y unas caderas y unos muslos exageradamente grandes.  Después de esta se han hallado muchas figuras similares. Esta estatua de arcilla procede del mismo yacimiento que el enterramiento. De nuevo, muestra énfasis en los pechos, las caderas y los muslos. ¿Pero que eran esas extrañas figuras? ¿Se trata de diosas de la edad de piedra? ¿El icono sexual de la prehistoria? O ¿son solamente arte?. Algo destacable respecto a estas figuras es que la gente tenia que emplear bastante tiempo en esculpirlas, de esto se deduce que ya no dedicaban todo su esfuerzo a la supervivencia.  Los expertos creen que las mujeres, igual que los hombres, saldrían a buscar alimento. La idea popular de que el hombre consigue la comida y provee a la mujer, no tiene mucha lógica. En palabras de Erik Trinkhaus:

Ese estereotipo carece de sentido. Sobrevivian de la caza y la pesca, y ocasionalmente recogiendo bayas y frutos secos. Tambien habria miembros del clan que se quedaban en el poblado cuidando de los niños o de los enfermos. Pero cuando se trataba de cazar, todos colaboraban por igual.”

Parece que en la prehistoria, existía mucha más igualdad sexual. De hecho, las mujeres eran perfectamente capaces de alimentarse, alimentar a sus hijos y protegerse. Vivían en grupos unidos y se desenvolvían muy bien sin los hombres, no los necesitaban tanto, y eso les concedía muchísimo poder. Los estudios sobre grupos cazadores y recolectores también apuntan a la igualdad. La antropóloga Laura Betzig explica que:

En las sociedades recolectoras, se daba un nivel de igualitarismo razonable. Si alguien no estaba conforme con la organización de las tareas, siempre podía optar por irse y buscar otra tierra cerca del agua o de otros pastos, y vivir felizmente allí.”

La representación masculina más antigua

En la prehistoria, la voz de los hombres tenia el mismo peso que la de las mujeres. Era un mundo en el que imperaba la igualdad social y sexual. Sin embargo, dicha igualdad no se refleja en el arte del periodo prehistórico. Timothy Taylor, de la Universidad de Bradford, confirma que, mientras las estatuas femeninas se han encontrado desde Rusia hasta Francia, en contraste se han hallado muy pocas figuras masculinas. La arqueóloga Olga Soffer, de la Universidad de Ilionois, explica que:

Una de las primeras figuras masculinas tiene un agujero en el torso que le atraviesa hasta la columna vertebral, y presenta otro agujero en la cabeza. Son los restos de un muñeco. Es una de las primeras representaciones de un hombre y se trata de una marioneta. Resulta curioso.”

El descubrimiento de las primeras figuras suscito toda clase de teorías. Según la más popular, en la prehistoria, se consideraba a las mujeres diosas madre. Les rendían culto porque tenían la capacidad de crear vida. Elinor W. Gadon, historiadora, opina que:

El milagro en el cuerpo de la mujer era evidente. No le pasaba lo mismo al hombre, la fuerza de la vida no existía o no era tan evidente en el cuerpo del hombre. Venían los genitales colgantes pero no establecían relación directa entre ellos y el proceso de nacimiento, muerte y renacimiento. La gente de la Edad de Piedra sentía la necesidad de poseer un símbolo tangible al que venerar, eso podría haberlos llevado a imaginarlo  con forma de mujer.”

Esta teoría resulta bastante probable. El tamaño exagerado de los pechos, el vientre y los genitales sugieren un vinculo con el sexo y la fertilidad. Pero la teoría de la diosa madre no esta universalmente aceptada. En palabras de Margaret Conkey, de la Universidad de California:

Si son imágenes de culto, la encontraríamos en mas lugares. Pero no han sido halladas en lugares de veneración. No han aparecido en ningún altar ni en templos. Muchas de ellas están también rotas. Y otras muchas se han encontrado en fosas para desechos. El mito no tiene una base firme en la que sustentarse.”

Esas dudas han conducido a otra teoría: quizá solo reflejaban el canon de belleza de la Edad de Piedra.

La mayoría de los especialistas que las han estudiado son hombres y han interpretado las figuras desde su punto de vista -dice el historiador Paul Bahn. Algunos infieren que al ser mujeres y estar desnudas, debían ser una representacion del icono sexual. También han pensado en ellas como artilugios educativos, algo fabricado por mujeres para transmitir los secretos de la feminidad a las jóvenes de la tribu. No tenemos por que asumir que fueran fabricadas por hombres ni que fueran fabricadas para hombres. Por eso es tan complicado atribuirles una función.”

Pero a  pesar de la dificultad para interpretar los artilugios antiguos, los expertos creen que hace unos 25.000 años, se produjo un cambio en la historia humana, y a partir de entonces se vio a la mujer como a un objeto y no como a una igual. Pero ¿Por que sucedió? La pista mas clara la aporta el lugar del triple enterramiento. En un determinado momento de la prehistoria, los seres humanos decidieron regular las relaciones sexuales entre los hombres y las mujeres. Pero ¿Por que tuvieron esa necesidad? En la Edad de hielo, cuando los grupos eran pequeños y estaban estrechamente unidos,  no se necesitaban normas, pero cuando las tribus empezaron a mezclarse, todo se complico. La colina en la que se realizo el triple enterramiento, era uno de los puntos de encuentro mas populares de Europa. Las tribus se congregaban aquí, y aunque tenían hábitos y dialectos diferentes se reunían para hablar, comerciar y conocerse.

Las reuniones en la colina constituirían un acontecimiento de gran relevancia. Era una oportunidad de conocer a otras personas y de unirse a ellas. Olga Saffer, explica que:

La gente se reunía aquí para las ceremonias de búsqueda de pareja, o para cualquier otro tipo de celebración  Era un sitio de agregación, como se los conoce técnicamente.”

Pero el éxito de estas reuniones acabo en cierto modo perjudicando a las tribus, ya que cuantos mas pueblos se congregaban, mas se debilitaba la estabilidad social y sexual de cada uno en particular. Cada vez eran mas los candidatos, y mas las oportunidades de tener relaciones sexuales. Por eso con estas agrupaciones a gran escala, surgieron ciertas normas sobre el sexo. Pero las normas están para romperse. Timothy Taylor dice:

En este lugar había un grupo de 100 o 200 personas viviendo juntas y allí es donde encontramos este enigmático enterramiento. Quizá nunca podamos reconstruir con exactitud la historia, pero intuimos que pudo deberse a la violación de alguna norma sexual. O puede que el enterramiento en si, fuese un modo de implantar una norma, quizá la primera ley referida al sexo. “

Pero ¿podemos inducir algo concreto respecto a dichas normas a partir de este enterramiento? La mejor pista la hayamos en el modo ritual en que fueron colocados los tres cuerpos. No se ha encontrado ningún otro enterramiento tan elaborado de aquella época. La mano del hombre de la izquierda, esta colocada sobre el pubis de la mujer en el medio, le giraron todo el cuerpo para enterrarlo mirando hacia ella. Pero el brazo de la mujer esta enganchado al hombre de la derecha, como si existiera una relación establecida entre ellos. El tiene la cara contra el suelo, fue enterrado boca abajo.

En torno al cuerpo de la izquierda, vemos algunas conchas como elemento decorativo y también le clavaron una estaca de madera en los genitales. Echaron ocre rojo sobre las tres cabezas, un polvo de oxido de hierro. Se utilizo en las tumbas y pinturas rupestres durante toda la Edad de Piedra, pero en este caso parece aludir a algo sexual, pues también la zona publica de la mujer esta cubierta con este polvo. La cabeza del hombre de la izquierda muestra una segunda capa de ocre rojo y un diente de lobo. Y por ultimo para dejar aun mas claro el mensaje, hay un cuchillo de silex que apunta directamente a la vagina de la mujer. Todos estos detalles a la vez indican cierta deliberación.

La teoría más probable es que el hombre de la izquierda es un intruso en la relación de los otros dos. Quizá se tratase un violador o de un amante.  En todo caso, este hallazgo sugiere que las parejas eran reconocidas socialmente, si una mujer era infiel o si otro hombre intentaba romper esa unión, eran asesinados y posteriormente mutilados.  Después se hacia un enterramiento ritual.

Parece que la vida sexual de nuestros ancestros no se regia por la procreación, pero tampoco era un ideal de libertad sexual.  Antes de los primeros asentamientos y ciudades, ya se implantaban normas y castigos para los transgresores, y a medida que crecían las comunidades las normas se hicieron cada vez mas necesarias.

En torno al año 8.000 antes de Cristo, los hielos que cubrían grandes territorios empezaron a retraerse. Con el incremento de las temperaturas las tribus nómadas empezaron a asentarse en los pastos. En lugar de recoger frutos, bayas y grano, domesticaron a los animales y plantaron sus propios cultivos.

 Çatalhöyük
Mapa de Çatalhöyük

Çatalhöyük, en la actual Turquía, fue la primera ciudad del mundo. El efecto que este lugar produjo en la vida sexual del ser humano se ha prolongado hasta nuestros días. En esta ciudad construida sobre el lecho de un antiguo lago, y atravesada por dos ríos, vivían cerca de 10.000 personas. Una pintura de este territorio representa el primer mapa de la historia de la humanidad. Muestra  Çatalhöyük a los pies de un volcán, los grupos de casas estaban tan próximos que de pronto todo el mundo tenia vecinos.  Las generaciones sucesoras fueron construyendo sus casas encima de las anteriores, dejando a su paso estratos de ruinas de 20 metros de profundidad.  Estos primeros agricultores vivieron aquí mas de 700 años, y después abandonaron el lugar. Las excavaciones empezaron hace 25 años, y solo se ha desenterrado la cuarta parte del yacimiento.

Las excavaciones de Turquía revelan la gran influencia de la vida sedentaria en el ser humano. Si las congregaciones en el lugar del triple enterramiento ya provocaron ciertos problemas, la convivencia en un asentamiento permanente seria aun mas difícil. En Çatalhöyük, el uso del espacio estaba muy regulado. Había lugares separados para los vivos y para los muertos. Para los adultos y para los niños. Para los hombres y para las mujeres. El arte de Çatalhöyük transmite mensajes muy claros; en las paredes de escayola se esculpieron cabezas de toros y carneros. Por las noches sus cuernos resplandecían a la luz del fuego. Desde arriba los observaban terribles criaturas de afilados colmillos. Un grabado muestra a una mujer con las piernas abiertas y un pene apuntando a su vagina. Hay también un grabado de una mujer desnuda sentada entre dos leopardos. Algunos arqueólogos lo interpretan como un símbolo de la fertilidad. Otros como la representación del poder de la sexualidad femenina. Una de las piezas mas enigmáticas muestra dos pechos con sendos picos de buitre a modo de pezones.

No obstante puede que estas imágenes fueran el ultimo vestigio de la igualdad y el poder de la mujer. En la transición desde la vida nómada a la vida en las ciudades, se observa un gran cambio en el papel de la mujer. Eran iguales a los hombres y pasaron a ser sus posesiones.

Cuando nuestros ancestros dejaron la vida como cazadores recolectores y se organizaron en ciudades, todo fue sometido a revision. En especial los planteamientos sexuales. Las mujeres se dieron cuenta de que ser símbolo de la fertilidad no era ningún privilegio. En Çatalhöyük, los niños trabajaban en el campo. A menudos hasta la extenuación. Entre los esqueletos encontrados en el yacimiento son muchos los niños menores de 10 años.  Además ya se conocían métodos que permitían a las mujeres tener mas hijos. La domesticación de animales supuso un suministro constante de leche. Cocinada en forma de gachas, podia utilizarse para alimentar a los bebes, así las mujeres podían dejar antes la lactancia y volver a procrear.

En las sociedades de cazadores recolectores la población se mantenía estable, a partir de ahora experimentaría una significativa expansión, ya que las mujeres parían con más frecuencia. Y si no estaban cuidando de los niños, tampoco les faltaban tareas de las que ocuparse, moler el grano para hacer las gachas era un proceso laborioso. Basta con observar el dedo gordo del pie de las mujeres en los esqueletos.  Los dedos gordos estaban deformados dibujando un ángulo recto a causa de la posición al moler el grano, perdiendo el cartílago que con el tiempo se convertiría en hueso, lo que debía ser muy doloroso. Como explica la antropóloga Theya Mollesen:

Seguramente es la primera lesión por motivos laborales de la historia, pero trabajaban a pesar del dolor. […] Se observa una hendidura en la rótula de los hombres, en la parte donde el hueso empuja contra la rotula, eso nos indica que pasaban mucho tiempo agachados, descansando tranquilamente después de la jornada laboral, y esa hendidura no aparece en las mujeres. “

Si la vida nómada se caracterizó por cierto nivel de igualdad entre los sexos, dicha igualdad no tardaría en desaparecer. Las mujeres se convirtieron en máquinas de moler y criar. Hay pruebas que apuntan incluso a que su vida sexual también quedó marcada por la tradición. Algunas de las figuras encontradas muestran mujeres a cuatro patas, lo que sugiere que quizá adoptarían esta postura al hacer el amor. Esta posición seria considerada más efectiva y natural para concebir ya que era la que adoptaban los animales que domesticaban.

Çatalhöyük representa una de las primeras fases de la evolución neolítica, una revolución que tuvo su efecto en el modo de vida pero también en el pensamiento. Los nómadas poseían un cuchillo, un hacha y unas cuantas aptitudes, pero la agricultura aumento el interés por los bienes materiales. Los cultivos, los animales y la tierra se convirtieron en propiedades que había que conservar y legar después de la muerte.  En palabras de Geoffrey Miller:

Los hombres quieren asegurarse de que su tierra es heredada por los niños que llevan sus genes. Por supuesto, aun no entendían nada de genes, pero si de la paternidad y eran muy protectores con sus mujeres. Surge un fuerte deseo por controlar la sexualidad femenina. “

Y el mejor modo de controlar a una mujer, era poseerla oficialmente: el método era el matrimonio. La faceta de la vida en pareja pasa a un plano totalmente secundario ya que el matrimonio es usado para producir herederos. En Çatalhöyük reinaban todas las condiciones para que la institución del matrimonio prosperara. Las mujeres aun eran el símbolo de la fertilidad, pero esa fertilidad podía ser poseída igual que una oveja o una fanega de maíz. En el comienzo del linaje. Las casas son propiedad de un linaje o una familia, por eso los enterramientos se hacían debajo de cada estrato. Así marcaban la propiedad. En la propiedad de las personas, es donde surge el concepto de matrimonio. Los orígenes de esta institución no tienen nada que ver ni con el amor ni con los sentimientos. Tampoco tienen que ver con la libre asociación ni con las emociones, sino con el control de la reproducción y de la sociedad. La posesión de las mujeres era clave para dominar la comunidad. Al final, la mayor parte de los pueblos decidieron asentarse, pero no todos al mismo tiempo. Algunos europeos, como los británicos, tardaron 5000 años en hacerlo.

Uno de los asentamientos neolíticos mejor conservados del mundo, está en las orcadas, en la costa de Escocia. Data del año 3.000 antes de Cristo, no obstante comparado con Çatalhöyük, es diminuto. Su población fija se estima en menos de 100 personas en un periodo de 600 años. Algunos sitúan en este lugar una de las primeras ceremonias nupciales de la historia. Mas de 100 monolitos de piedra, conocidos como Anillo de Brodgar, formaban un circulo perfecto. Las comunidades y el matrimonio, eran prioritarios. Es un lugar ceremonial que costo esfuerzo construir. Si pensamos que tipo de ceremonias podían haberse celebrado, el matrimonio parece una sólida posibilidad.

Se completa así un proceso de miles de años. En un principio imperaban la libertad y la igualdad entre hombre y mujer, pero con la introducción del matrimonio el sexo y la reproducción quedaron sometidos a un estricto control. En asentamientos 5.000 años anteriores a los de Escocia, comenzó el sometimiento de la mujer. La situación se formalizo con el matrimonio y ha perdurado hasta nuestros días.

Comentarios

Comentarios

6 pensamientos sobre “Igualdad de Sexos en la Prehistoria”

  1. Muy interesante, sobre todo el romper los esquemas de la gente acerca del comportamiento de hombres y mujeres en la prehistoria; entonces mas que evolución es como una involución en cierto grado.

  2. Pingback: ブランド時計

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *